Arde España | SANDRA BARNEDA | WEB OFICIAL | Periodista. Presentadora de Tele5. Escritora
15973
post-template-default,single,single-post,postid-15973,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Arde España

Cuentan que 2017 arde más de lo normal y, hay quien siempre dice a ello que todos los años, en verano, se habla de lo mismo: del riesgo de incendios, de la falta de lluvias y de las altas temperaturas.

En lo que va de año llevamos más de cinco mil incendios, en los primeros meses más de 28 mil hectáreas calcinadas. Lo leía de una información que publicaba mi admirado @picazomario, datos que recogía del Ministerio de Agricultura y Pesca, alimentación y Medio Ambiente.

No hay nada como dejar que las palabras se las lleve al viento o hacer de las altertas reiterativas un ruido molesto. Cierto es que con la llegada de las altas temperaturas y el terreno seco, la alerta de fuego se hace mayor, pero es importante no quedarse con eso, sino con los resultados año tras año. ¿Acaso somos conscientes de que nos estamos cargando el planeta? No da tiempo a recuperar el terreno calcinado que ya sufre otro y, así en una cadena de destrucción in-consciente que nos lleva al desastre. 2017 ya es el peor año de incendios desde 2012 y, eso que aquel año fue ¡tremendo! El último grande en nuestro país ha afectado a Doñana con más de ocho mil hectáreas calcinadas. A veces, tengo la sensación que cuando hablamos de tierra quemada por hectáreas y por miles, estamos tan desgraciadamente acostumbramos, que no tomamos consciencia de la magnitud carbonizada. Por seguir con el mismo ejemplo y utlizando un Estadio de Fútbol como referencia. Propongo hacer entre todos un ejercicio de matemáticas sencillo que podría corresponder, en mi época a 3EGB.

 

Si en una hectárea de terreno caben dos campos de fútbol y en Doñana se han quemados 8 mil hectáreas ¿cuántos campos de futbol se hubieran quemado?

 

Solución: 2x 8000= 16000 campos de Fútbol

 

Sobretodo que no se me ofenda nadie. No prentendo tratar al personal de tonto, pero sí de inconsciente o insensible ante la tragedia que cada verano repetimos y, como decía al principio, se convierte en un zumbido molesto más que un dolor por nuestro propio ecosistema ¿Dieciseis mil campos de fútbol? Así es, uno detrás del otro, destrozados, quemados y que no volverán a estar listo hasta dentro de mucho tiempo. Los expertos hablan de que lo que el fuego ha devorado en dos días puede tardar unos cien años para que vuelva a ser frondoso ¿Cien años? Es una media aproximada porque cada lugar tiene sus carácterísticas.

Apunto que el fuego es parte de la naturaleza, que exite igual que el agua y el viento. Elementos imprescindibles para cultivar y oxigenar la tierra, pero los excesos son devastadores y, en cuanto al fuego, hay mucho de nuestra parte y responsabilidad. Me gustó el lema “Incendia tu consciencia, evita los incendios forestales”Se calcula que el 80% de los fuegos tienen su origen en actividad humana. Sólo el 4% pueden ser atribuibles a causas naturales, como la caída de un rayo. Más de la mitad de los siniestros se consideran intencionados. En torno al 30% son debidos a descuidos o negligencias, como una quema de rastrojos, un cigarrillo mal apagado, hogueras encendidas por excursionistas, trabajos en el monte…¿Sólo el 4% a causas naturales?

 

Los datos son aterradores. Nos hemos convertido en asesinos de nuestro propio ecosistema y repetimos año tras año sin poner solución. No sólo depende de tu consciencia, sino también que no toleres un descuido del que tienes al lado, ni en tu ángulo de visión; de que las autoridades ¿suficiente con campañas de conscienciación? Me temo que no, que debemos ir hacia otro lado si cada año repetimos el desastre.

Leo a Greenpeace un suplemento que titula –Noticias que nunca deberías leer- y habla de los incendios y de la tierra calcinada. A mi me gustaría que llegara el verano y no se hablara de fuego. Nosotros tenemos la llave y, de la cadena humana depende que reduzcamos el desastre. Sólo el 4% son atribuibles a causas naturales…da mucho que pensar. Al menos como para que cada vez que te hablen de un nuevo incendio no lo pasemos de oreja a oreja y abandonemos el pensamiento con otro más perturbador –¡Cada verano lo mismo!– Las tragedias, los desastres por muy numerosos no pueden tener en nosotros un efecto inmunizante sino al contrario: debemos ser más reactivos y aumentar nuestra consciencia de que no estamos haciendo las cosas bien

¡España se quema cada año ante nuestras narices!

Etiquetas:
,


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies