¿Cuánto queda para que Black Mirror supere a la realidad? | SANDRA BARNEDA | WEB OFICIAL | Periodista. Presentadora de Tele5. Escritora
16529
post-template-default,single,single-post,postid-16529,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

¿Cuánto queda para que Black Mirror supere a la realidad?

Leyendo los avances tecnológicos, me doy cuenta que Black Mirror muestra el lado oscuro de un futuro más que lejano, de dos días,  copado por la Inteligencia Artificial.  Quizás esté contaminada por sus argumentos apocalípticos, pero la noticia de un sensor impreso en pan de oro y silicona, y colocado en la piel como un tatuaje temporal me ha dado escalofríos. EL proyecto, denominado DuoSkin, permite crear circuitos personalizados que podrán controlar los parámetros para nuestra salud. La temperatura del cuerpo, el nivel de hidratación, el nivel de glucosa en la sangre y hasta como evoluciona una herida o cicatriz reciente si el tatuaje sensor es colocado en la zona. Además,  los llamados Wereables te dejarán elegir la música que deseas sólo desplazando el dedo sobre ellos, aceptar llamadas o abrir puertas que tengan incorporada la tecnología NFC. Los expertos ya vaticinan nuestra piel como el nuevo Touch pad y yo sigo reacia al tema, contaminada, pensando en todo aquello que podrán controlar y todavía no nos cuentan. Quiero decir, comenzamos por la salud y el ocio que a todos nos contenta y luego ya iremos mostrando otras cosas más delicadas que pueden controlar. Pero esa no es la verdadera revolución de la tecnología, sino el principio porque su objetivo es otro: hacerse invisibles. Por ello ya se trabaja en sensores bajo la piel.

Más pronto que tarde, el cuerpo humano se convertirá en nuestro propio ordenador portátil. Bajo el envoltorio del Biohacking cada uno de nosotros llevaremos instalados nanodispositivos bajo piel que irán actualizándose y mejorando nuestro potencial y, al tiempo nuestro control. Para evitar a su mayor enemigo: el propio rechazo nuestro, está calculado que el proceso sea silencioso.

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies