El monstruo en casa | SANDRA BARNEDA | WEB OFICIAL | Periodista. Presentadora de Tele5. Escritora
16424
post-template-default,single,single-post,postid-16424,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

El monstruo en casa

Cuando eres pequeño las sombras te acechan por la noche y te asaltan todos los miedos. Incluso hay quien canta la perversa canción de cuna Duérmete niño, duérmete ya que viene el coco y te llevará/ Duérmete niño, duérmete ya que viene el coco y te comerá”Todos tratábamos de ponerle cara a el Coco, a esa imagen terrorífica que nos asaltaba por las noches y nos hacía pedir auxilio a nuestros padres para que nos abrazaran y nos dijeran que sólo había sido una pesadilla.

¿Y si ellos fueran el Coco? Así ha sido para 13 niños (de entre los 2 y los 29 años) que han vivido secuestrados, atados, desnutridos por sus propios progenitores. Intento mirar la fotografía del matrimonio Turpin y se me abren las carnes. Durante años consiguieron esquivar y ocultar a los vecinos el mayor caso de abuso infantil que se conoce hasta la fecha. A pesar de sus rarezas, la gente los consideraba un matrimonio religioso modélico. De puertas para dentro habían creado un lugar llamado infierno para sus hijos a los que solamente se les permitía tener un diario para escribir y describir la pesadilla de vida de soledad, miedo, palizas, hambre… Durante dos años, los niños planearon la huída y no fue hasta la semana pasada cuando una de las hijas, de 17 años, 10 de aspecto, según la policía, logró escapar y avisar por teléfono. Poco se ha filtrado sobre lo que los agentes se encontraron: la hija mayor de 29 años sufría una grave desnutrición; solamente pesaba 38 kilos.

La casa de los Turpin estaba registrada en el Departamento de Educación de California como SandCastle Day School, un colegio de educación primaria con David Turpin como director. Lo grave es que nadie se aseguró de lo que ocurría dentro de ‘aquella escuela’…No es por alarmar pero ¿Cuántas escuelas así puede haber? Ni el Estado inspecciona las casas ni exige a los progenitores una certificación mínima. ¿Son corresponsables de esta atrocidad? El daño de estos 13 inocentes será irreparable, a la mayoría les será difícil reinsertarse en la sociedad sin apartar de las sombras a Coco Turpin y todo el horror vivido.

Sigo reflexionando sobre los hechos y me cabrea sobremanera que cosas así sigan sucediendo. Cómo es posible que ningún vecino sospechara de lo que ocurría allí dentro. Algunos sospecharon, incluso veían cierta falta de higiene en la pareja y en la finca, pero decidieron no dar voz de alarma por miedo. David Turpin tenía armas de fuego y se dedicaba algunas tardes a disparar a latas. La noticia nos ha conmocionado a todos, y a todos nos sobrevuela la pregunta ¿Por qué?La fiscalía se ha encargado de negar que la pareja esté loca, sino que lejos de eso, consideran los hechos como ‘ depravación humana’, una suerte de perversión y venganza de los padres a sus hijos que nadie alcanza a entender.

La tortura duró años: despiertos de día, vida de noche, dos duchas al año. Siempre tenían las luces abiertas de la casa y las persianas bajadas. Sólo llevamos una semana del caso abierto y estoy segura que se sabrán muchos más detalles en la decena de cuadernos escritos por los propios niños. Sigo pensando en la canción de cuna, en la inocencia y pureza de un niño y en la Maldad con rostro. ¿Se podía haber evitado? Sin lugar a dudas sí. Ellos se enfrentan a 75 cargos y 94 años de cárcel, pero insisto ¡Se podía haber evitado! ¿Cómo es posible que cualquier pueda hacer de su casa una escuela, tenga encerrados a menores sin relacionarse y el Estado no haga ningún tipo de control? La bautizada casa de los horrores ha sido clausurada, ahora quedan las víctimas. Todos recordamos al Monstruo de Amstetten …¿Qué vida deben llevar sus hijas? En alguna película de terror seguro que se inventan una nana donde los monstruos sean Mamá y Papá.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies