¡Feliz Orgullo! | SANDRA BARNEDA | WEB OFICIAL | Periodista. Presentadora de Tele5. Escritora
15928
post-template-default,single,single-post,postid-15928,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

¡Feliz Orgullo!

Reconozco que estos días me sonrío –por no poner EN-orgullezco al ver Madrid teñido de arco iris. Una bandera que durante tantos años da color a pesar de los miles de dramas e injusticias que representa. El presente es un tiempo usado a propósito, aunque para algunos les parezca una desfachatez. Seguro piensan que tanto arco iris y actos relacionados con la Wolrd Pride son excesivos

-¡Mmmmmmm! ¿Excesivos?- Reflexiono 🙂

Quizás lo sean tanto como descorchar una botella de champagne para una celebración. Mi buen amigo @RamonFreixa, al que adoro, siempre me recuerda que la vida debe ser celebrada con burbujas y color. Él lo hace a la perfección con la gastronomía y, yo lo extrapolo a la vida y a la bandera LGTB. Tiñamos nuestra vida del color de la diversidad y dejemos de ver el de la mayoría como el único válido por ser anacrónico, injusto, irreal y tremendamente aburrido.

Caminaba por la calle hacia mi casa y he visto pocos locales sin lucir su arco iris en forma de bandera, tira, póster, gorra, camiseta, cartel y… reconozco que he sacado pecho ¿Está de moda? ¿Una moda?

-Mmmmmmmmmmm! ¿Moda?- Reflexiono 🙂

Pues bienvenida esa moda porque lo que hay detrás es mucha historia, mucha lucha hacia la visibilidad y camino recorrido para que ese bar de barrio, al igual que luce una bandera del Madrid o la de su equipo cuando gana la liga, luzca la del Arco Iris la semana del Orgullo. Que vivan las modas que ayudan, animan y significan a tantos ciudadan@s que todavía AHORA no pueden cogerse de la mano por la calle, ni besarse ni presentarse ante su familia con la persona que aman, ni hablar abiertamente en el trabajo de con quien terminó la noche o de quien se han enamorado perdidamente. Estos días he recibido muchas invitaciones para acudir a actos, incluso de programas que no me habían invitado para –como Umbral- hablar de mis libros y sí, lo deseaban, para hablar del Orgullo LGTB. No he acudido, he declinado invitaciones…¿Razón?

-¡Mmmmmmmmmm! –Reflexiono- 🙂

Empecé diciendo que no a una y, por no quedar mal, como la teoría del dominó, he decidido hacerlo con todas las propuestas. Y, siguiendo mi coherencia o incoherencia –de todas maneras se puede interpretar- me planteé no escribir un artículo ‘En Cuarentena’ sobre el orgullo. Pero una charla con mi pareja y detenerme a ver los cientos de comentarios ofensivos –me quedo corta- que llenan los foros de noticias relacionadas con el World Pride me terminó de convencer. Hay que estar empujando; seguir estando ahí para señalar con el dedo las barbaridades que en España y en el mundo se siguen cometiendo por amar. Y Aunque Amar no sea un delito sino una bendición en 72 Estados se criminalizan las relaciones de personas del mismo sexo y en 13 de ellos se contempla la pena de muerte. Las agresiones, físicas, verbales o psicológicas, a Gays, Lesbianas y Transexuales siguen presentes. Según la asociación Arcópoli, las denuncias por agresiones, el año pasado crecieron desorbitadamente y, seguimos hablando de la minoría que denuncia porque se calcula que entre el 70% y 80% de víctimas no lo hace.

Todos debemos ser conscientes de la necesidad de incorporar acciones de educación inclusista, para integrar a las minorías y no separar ni señalar. Por ello me congratulo e invito a todos a acudir al @Museoprado y visitar la exposición La mirada del otro. Escenarios para la diferencia, una colección de 30 obras, pinturas y esculturas seleccionadas que muestran, a través del arte, la plasmación del amor entre iguales del mismo sexo; desde los clásicos a grandes nombres como Caravaggio, Leonardo o Goya. Hasta el 10 de septiembre, en el Museo del Padro se ha querido sumar a la celebración con una actividad cultural incluyente. Su director, Miguel Falomir, fue claro –“Hoy el Museo del Prado es más Nacional que nunca, un término que no suelo utilizar. Y lo hacemos desde la más absoluta normalidad mostrando artistas que no siguieron la sexualidad normativa”- ¿No teme a las críticas? “ Si nos critican, lo llevamos en el sueldo, pero no hacerlo sería faltar a la realidad”Faltar a la realidad sería no haber escrito sobre ello para recordar que los colores de arco iris debe todavía llegar a muchos corazones, hogares e instituciones y estos días es una oportunidad para recorrer unos metros más y mirar en las cosas que podemos mejorar como sociedad para seguir enriqueciéndonos y creciendo en ampliar horizontes. No comprender aquello con lo que convives, puedo entender que de miedo, pero no por ello debe ser machacado, juzgado o erradicado. Ampliar la mente –como dijo Einstein– igual que un paracaídas, sólo así saldremos ilesos a la caída de nuestras creencias y convicciones. Quizás estos días sea un buen momento para no juzgar sino vivir, conversar, preguntar, compartir ante una realidad, la del colectivo LGTB, que no entiendes. Puedes seguir metiendo tu mente en un armario para no ver esa realidad o, puedes abrir los ojos y llenarte de color. Quizás si lo haces…hasta llegues a bailar, sonreír, celebrar y En-Orgullecerte conmigo, con ellos, con nosotros. Yo, como mi amigo @RamonFreixa pienso celebrarlo con muchas burbujas y color. ¡¡F E L I Z  O R G U L L O!!!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies