Juego de Locos | SANDRA BARNEDA | WEB OFICIAL | Periodista. Presentadora de Tele5. Escritora
16110
post-template-default,single,single-post,postid-16110,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Juego de Locos

Reconozco que la séptima temporada de Juego de Tronos me ha quitado el sueño; no sólo por cómo termina sino porque me ha asaltado la pesadilla de ver a Kim Jong-Un sentado en el trono del Rey de los Siete Reinos dentro de una serie titulada: JUEGO DE LOCOS, pero en vez de espadas, cohetes, y en vez de silla, un retrete.

La historiadora americana Barbara W. TuchMan –‘Los cañones de agosto’/ La sinrazón de Troya hasta Vietnam– ya dijo sabiamente que A la humanidad se le da muy bien gobernar mal. ¿Por qué parece tantas veces que los procesos mentales inteligentes no funcionan?”Llevamos ocho meses con el intercambio de mensajes, ya sea en 140 caracteres como en forma de cohete, entre Trump y Kim Jong-Un: estaremos de acuerdo que no son ni Kennedy ni Jrushchov que mantuvieron durante 13 días al mundo en vilo. El mandatario americano sabía muy bien de lo que se trataba y no se le hubiera ocurrido ante la amenaza soviética una respuesta demente como la de Trump–“ Se encontrarán con una furia y un fuego que el mundo jamás ha visto”En estos casos, el jugar, con perdón, a quien la tiene más grande, es la insensatez que puede llevarnos al desastre absoluto. Como en la mítica película ´Juegos de Guerra’ en la que un chaval de apenas 17 años ponía el mundo en jaque al convencer a un ordenador que desde su juego, se estaba amenazando de forma real a los Estados Unidos; responder a un loco con una locura mayor, puede llevarnos a ver como, desde su ‘trono cohete’ aprieta un botón y comete el mayor error de un gobernante.

Las sanciones económicas no han servido para disuadir que el régimen de Pyongyang termine con los ensayos nucleares, pero la solución no pasa por amenazar y cortar el diálogo como aconseja Trump. Pensemos que un error de cálculo en la dirección de los misiles lanzados, hubiera tenido consecuencias tan desastrosas como irreversibles. Por ello es necesario negociar hasta el infinito a cambio de que Corea del Norte abandone o, más realista, congele su política nuclear. Pero Trump debe cumplir y dejar de encender la mecha con declaraciones, humorista barato, en su twitter personal o, amenazantes del calibre de la embajadora estadounidense Nikky Halley :Si Corea del Norte mantiene su temeraria conducta, los Estados Unidos deberán defenderse y defender a sus aliados, Corea del Norte será destruida; es algo que ninguno de nosotros quiere, no queremos la guerra”   Es cierto que los 24 años de negociaciones y sanciones a Corea del Norte han servido de poco porque siempre se las ha saltado, pero la vía de respuesta loca ante un gobernante loco jamás podría ser la solución. Recordemos que el pasado 4 de julio, -día de la Independencia americana- Corea del Norte lanzó con éxito un misil balístico intercontinental con potencia para alcanzar Alaska; su mensaje fue como bautizó esa prueba: Regalo para Estados Unidos.

Sigo sin poder evitar que Kim Jong-Un se me aparezca de noche, en pesadillas, sentado en su trono de cohetes. La diferencia es que yo termino de ‘disfrutar’ de la serie a golpe de clic sin más consecuencias que mi falta de horas de sueño y, ellos se juegan, a golpe de Clic o de Tweet, el futuro de toda la humanidad. Si no evitamos que sean LOCOS los que nos gobiernen, ésta puede ser nuestra última temporada y la conocida frase de Einstein convertirse en profecía auto cumplidora “No se como será la tercera guerra mundial, sólo se que la cuarta será con piedras y lanzas”.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies