Pisos Ataúd: insulto a la dignidad humana | SANDRA BARNEDA | WEB OFICIAL | Periodista. Presentadora de Tele5. Escritora
16234
post-template-default,single,single-post,postid-16234,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Pisos Ataúd: insulto a la dignidad humana

Es curioso que en nuestro mundo global que a golpe de ¡click! –estamos-, ¡click! –ya no estamos-; incluso con la realidad virtual, podemos llegar a tener la sensación hasta de poder tocar…No sintamos como tan nuestro lo que acontece a 7 mil kilómetros de distancia. Viene al pelo una frase de Chavela Vargas –“ Las distancias apartan las ciudades y las ciudades destruyen las costumbres”– Qué clase de costumbres o modos de vida estamos adoptando sin ni si quiera inmutarnos.

Me han sobrecogido sobremanera las llamadas ‘casas ataúd’, el hogar de más de 200.000 personas en Hong Kong. El elevado alquiler de los apartamentos ha obligado a subdividir los apartamentos hasta la mínima expresión jamás pensada. Los famosos minipisos de 30 metros de la antigua ministra de vivienda, Maria Antonia Trujillo, que desataron la polémica hace unos años en España, serían un lujo ‘asiático’ allí. En Hong Kong, uno de los mayores centros financieros del mundo, se ha decidido hacer la vista gorda con esta división de pisos ilegales que oscilan entre los 1, 5 y los 9 metros cuadrados donde viven- repito- 200. 000 PERSONAS– quiero remarcarlo-, entre ellas, 40.000 niños. Es la ciudad más cara del mundo en mercado inmobiliario: para poner un ejemplo, un pisos mosquito –como ellos lo llaman- de 16 metros cuadrados, cuesta más de 500.000 euros. De ahí que muchas personas, sin trabajo o jubilados, no puedan costearse un alquiler y tengan que recurrir a los pisos ataúd.

Podrían haberlos llamado también -pisos jaula- donde la dignidad se pierde en el momento que entras. Para ser más gráfica: el minipiso de Trujillo, lo dividen en 20 pisos ataúd, subdivididos con malla metálica a un precio entre 190 y 265 euros. El fotógrafo Benny Lam, ha publicado para National Geografic, una serie de fotografías llamada ‘Trapped’ (Atrapados) poniendo el foco donde la gran ciudad oscurece; donde no llega el resplandor de la prosperidad. Causa estupor creer y pensar que las ciudades y los promotores de las sociedades crean ESO, y la mayoría decidimos no prestar atención y seguir preocupándonos de lo nuestro, sin darnos cuenta que lo nuestro también es ESO: injusticias sociales. Concentrados en nuestro epicentro para ganar bienestar …¿ Nos hemos desacostumbramos a cultivar nuestra sensibilidad y conciencia social y dejar de pisar el acelerador de la ALARMA ante lo que sucede en nuestras propias narices? Hong Kong lo llama pisos Ataúd, pero aquí existen las llamadas camas calientes o pisos patera.

Lam aboga por la valentía de los protagonistas de sus fotografías, seres tan humanos como el resto, que sienten vergüenza por vivir en semejantes condiciones. La falta de sensibilidad la encuentro, sorprendida en algunos titulares, como uno de Univisión – Pisos Ataúd, la ALTERNATIVA de los más pobres en Hong Kong- ¿Alternativa? A mi me ha dolido la palabra usada …¿No existía otra alternativa? La ONU lo ha considerado –“Un insulto a la dignidad humana”– pero la protesta se ha alzado sin más reacción ni acción. Se siguen subdividiendo pisos, se sigue traspasando la línea roja de la dignidad y, el resto, con gafas o no de realidad virtual, si nos seguimos tomando como un videojuego, puede que un día nos despertemos y nos encontremos ‘pisos ataud’ y ya no haya marcha atrás. Warren Buffet decía que “la credibilidad cuesta mucho conseguirla, pero tan sólo cinco minutos perderla”– yo diría lo mismo con los derechos- “cuesta mucho tiempo conseguirlos y cinco minutos perderlos”.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies