Supervivientes | SANDRA BARNEDA | WEB OFICIAL | Periodista. Presentadora de Tele5. Escritora
16039
post-template-default,single,single-post,postid-16039,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Supervivientes

Esta noche se cierra la temporada y haciendo balance ha sido una de las buenas. No puedo mentiros, voy a estar enganchada como el resto de vosotros, para ver quien de los cuatro finalistas, se proclama ganador/a de Supervivientes 2017.

No puedo mentiros, seguro que envío algún Whatssapp a Lara o a Jorge para comentar la jugada, mientras acontece la final. Sentiré, como el resto del equipo, una emoción, reconozco, algo enquistada por la nostalgia de que la grata experiencia se termina.

La tele es parecida a un ciclón: disfruta del revuelo, del huracán que genera cada programa intensamente porque cuando se termina apenas queda la nada de aquello; con exquisita rapidez, se pasa el rodillo y comienza otra aventura, otro programa. Es la gracia de la televisión; para bien o para mal vive en el Ahora, como dice el Mindfulness o, recomienda en su best seller Edckhard Tolle.

Ha sido un gran año de balanceo justo, sin demasiadas subidas y bajadas bruscas de la marea. Siento poco a poco como mi espíritu guerrero se relaja y comienza a encontrar el camino del disfrute. El equilibrio no es sencillo y más, encontrarle el punto en el movimiento continuo de la balanza. Hace relativamente poco me soltaron una de aquella frases que el alma se tatúa -Las contradicciones existen y es necesario seguir caminando con ellas a cuestas- Puede ser una obviedad para muchos, pero como todo en la vida, depende cuando te suelten una frase o, en qué circunstancias veas un amanecer, que te parecerá el más bonito de toda tu vida.

Lo hice el domingo pero deseo seguir agradeciendo a todos, desde los cámaras hasta los productores ejecutivos haberme permitido vivir y compartir la experiencia de, para mí, sin duda, una de las mejores ediciones, hasta la fecha de Supervivientes. Hay siempre que agradecer y, en Mi Diario me apetecía hacerlo, también a mis compañeros de plató, los colaboradores que, no siempre tienen una tarea fácil y a los que yo llamo -los sufridores en plató- los familiares y amigos de los concursantes, que sin experiencia en la tele la mayoría, los he visto como lograban defender a los suyos, como conseguían, no sin apuro, salir muchas veces airosos, de los aprietos de los colaboradores. Gracias a todos ellos por todo lo que, domingo a domingo me han regalado y os han regalado a vosotros: los espectadores.

Siento que me está quedando un poco ñoño el post, pero decido dejarme llevar, debo estar en la marea sentimental y gozo de ella, la sonrío e intento no juzgarla. ¿Acaso era necesario escribir o agradecer’ ¿No es mi trabajo? Sí, lo es, pero cuando las cosas se sienten, para bien o para mal hay que hacerlas. He sentido escribir sobre ello, dejar mis sensaciones antes de que me despida de Supervivientes 2017. Me vienen imágenes, sonrisas, enfados, ataques de risa, momentos al borde del llanto por la emoción y hasta quedarme sin palabras en alguna otra ocasión. Me llevo mucho vivido personal y profesional porque hay veces que en la vida se superponen y debes aprender a manejar el nuevo rumbo.

¿Quién va a ganar? Ni la más remota idea ¿Quién deseo que gane? Yo tengo como vosotros mi ganador/a pero me lo quedo para los míos, para quienes comparto mis sensaciones. Al respecto me ha hecho mucha gracia que según comentarios que haga, cada club de fans creyera que no apoyo ni favorezco sino todo lo contrario a su favorit@. Cierto es que, todo es interpretable y cualquier acción o decisión o palabra dicha puede ladearse según se quiera. Siento que a veces se tenga la necesidad de insultar, descalificar o todo junto; no es necesario, pero el nivel de enervamiento que crece en la redes, quizás forme parte de una nueva terapia antialgo, despacharse a gusto. Me encanta la frase de Anais Nin que dice “ You cannot save people. You can Orly love them”

Con las palomitas preparadas como una espectadora más, os doy las gracias por haber compartido, del modo que sea, Supervivientes 2017. No quiero olvidarme de dar las gracias a dos personas que han sido para mí mis ángeles: Pedro Salgado, el sastre y mi querida estilista Susana del Coso. Ellos hacen magia mucho más allá de mi vestuario porque encuentran las palabras adecuadas y los silencios más acertados para calmar los dragones que a veces salen de dentro. Agradecida a mis ángeles…a ellos, ya que no se ha hecho, a mi parecer el homenaje merecido al estilismo en otros blogs, como creo que debiera haberse hecho, decido por petición de much@s, hacer una recopilación de los vestidos y looks lucidos. Ya veis…soy incapaz de escribir algo sin provocar al personal.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies